El Centro de Procesamiento avanza en proyectos benefactores para la sociedad y el medio ambiente

La idea general es que los residuos que ingresen a la planta reciban tratamiento y puedan encontrar una nueva utilidad para volver a la ruda de la economía circular y no terminen en el relleno sanitario.


Uno de los proyectos que se está por lanzar es reutilizar el residuo de ramas a través de la poda que comienza en mayo. “Con ello se van a elaborar briquetas ecológicas para calefaccionar hogares y obtener la viruta para enriquecer el suelo”. Lo propio llegará al vecino como un servicio social que en su momento se dará a conocer.


En este sentido, muchos son las proyecciones y el trabajo que se viene realizando en el Centro de Procesamiento de Residuos de Carlos Casares (CEPROCC), ubicado en avenida 9 de Julio entre Río Negro y Los Andes.


Desde su inauguración procesa los residuos de la ciudad y con la llegada a su gestión de Antonela Capitani, varios nuevos proyectos comenzaron a analizarse y ponerse en marcha con el fin de generar conciencia social para darle curso a la economía circular.


Dicho concepto tiene por finalidad tomar a los residuos como materia prima para trabajarlos y al cierre del proceso obtener productos reutilizables con beneficios para el Municipio Saludable, Inclusivo y Solidario (SIS).


Para alcanzar dicha meta en varios frentes que se piensan, planifica y ejecutan en el Centro de Procesamiento, “es de suma importancia que el vecino continúe separando en sus casas en húmedos y secos para que cuando lleguen al Centro los recuperadores puedan realizar un mejor trabajo aún”, contó la Directora de Ambiente y Desarrollo Sustentable.


PARA TENER EN CUENTA


Los residuos que se recuperan son: Cartón, aluminio, vidrio, papel.




19 vistas